Residencia canina ConductCan

Cuando pensamos en las vacaciones, muchas veces nos olvidamos que nuestra mascota también necesita un entorno ideal para pasar sus vacaciones.

En muchos lugares no permiten todavía a día de hoy llevar perros, por eso os ofrecemos la mejor solución para sus vacaciones.

Hace ya varios años que trasladamos la escuela y residencia canina a una nuevas instalaciones adecuadas para realizar nuestro trabajo de educación y residencia canina en un entorno perfectamente adaptado para los perros que nos visitan durante sus vacaciones o su educación, son muchas las actividades que realizamos con los perros, gracias a estas instalaciones. Hubo una dedicación exhaustiva en la búsqueda de este nuevo emplazamiento, se realizaron todas las gestiones necesarias: proyectos de ingeniería, obras, tramitación de licencias… y finalmente conseguimos nuestro objetivo: una residencia y escuela canina oficial y con unas instalaciones pensadas para que los perros aprendan y vivan en un entorno natural y adecuado para ellos.

Nuestra experiencia de casi ya 30 años en educación canina nos permite conocer con facilidad las necesidades de cada perro, para integrarlo perfectamente tanto en el nuevo entorno como con el resto de compañeros. Es nuestra mejor garantía de éxito.

Dispensaremos a los perros un trato familiar y una atención totalmente personalizada (tenemos un máximo de 20 plazas para poder ofrecer un servicio 5* y crear una estrecha relación con nuestros “inquilinos”).

Amamos lo que hacemos, tenemos un sistema propio que ayuda a que todo fluya con tranquilidad y normalidad, donde todo tiene su orden, horario y momento: la clave de un buen funcionamiento.

La estancia de nuestros huéspedes es la más adecuada: Divertida y relajada, sin stress, con juego pero sin sobresaltos, un espacio para esparcirse con un sitio adecuado para comer, beber y descansar apaciblemente: todo está previsto y pensado para su bienestar.

Los perros siempre están bajo nuestra supervisión, el equipo de la Residencia Canina ConductCan: los adiestradores de la escuela, comparten su tiempo en los parques con los perros. Una vez el paseo ha terminado (tres paseos al día), se les recoge y cada uno va a su caseta (casetas individuales), donde por la mañana y por la noche encontrarán su comida lista, aparte del agua limpia durante todo el día.

Todo está estudiado y previsto y transcurre con normalidad: la distribución de tareas, de los parques y de los espacios, de los perros, de los tiempos… Sabemos que los que nos visitan por primera vez necesitan que les acompañemos con la correa durante sus primeros paseos; También están los que necesitan su espacio para campar a sus anchas y no ser molestados; Conocemos quiénes pueden salir junto a muchos otros compañeros a hacer “perrerías”. Hay muchos asiduos que cuando nos ven se olvidan de sus dueños y se abalanzan sobre nosotros la mar de contentos… Esta imagen es la que certifica que ellos están encantados de disfrutar con nosotros y nos enorgullecemos de ello.

Nuestro conocimiento del mejor trato que pueden recibir y nuestra buena gestión consiguen que su adaptación sea la mejor posible.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar