La Residencia Canina de Conductcan, nuestro día a día

 In Residencia

Residencia Canina Conductcan

Son muchos años dedicados a los perros, tanto en su educación como en su bienestar.

Ya hace un año que nos trasladamos a las nuevas instalaciones de Conductcan. Después de meses de preparativos y ni de ingeniería, de obras, de tramitación de licencias, etc… Somos una escuela y residencia canina totalmente oficial, con licencia de actividades y alta en el registro de núcleo zoológico, certificación imprescindible para ejercer nuestra actividad laboral legalmente, tal y como todos los profesionales del sector deberían hacer.

Nuestro trabajo en la residencia canina es un trabajo bonito, basado en la rutina que ayuda a que todo fluya con tranquilidad y normalidad, donde todo tiene su orden, horario y momento: la clave de un buen funcionamiento. Pensamos que todo el mundo sabe qué hacemos un día normal en la escuela y sobre todo qué trato y cuidados le damos a nuestros huéspedes.

Ante lo obvio para nosotros, está el desconocimiento bastante generalizado por parte de los dueños de perros de compañía de cómo se funciona y cómo se cuida a sus mascotas mientras están en una residencia.

La intención de este blog es explicar un poco cómo trabajamos para conseguir que la estancia de nuestros huéspedes sea la más adecuada: Divertida y relajada, sin stress, con juego pero sin sobresaltos, un espacio para esparcirse con un sitio adecuado para comer, beber y descansar apaciblemente: todo está previsto y pensado para su bienestar.

adiestramiento canino

Un ejemplo: esta Semana Santa hemos tenido bastantes perros en la residencia. Todos han salido de paseo tres veces al día, han jugado, han corrido, se han ensuciado, babeado entre ellos y han acabado reventados hasta la siguiente salida. Para nosotros eso es lo normal, lo que tiene que ser. unas vacaciones también para los perros… No se quedan tristes ni mucho menos, disfrutan de las instalaciones preparadas para ellos y del trato que reciben. Nuestro conocimiento del mejor trato que pueden recibir y nuestra buena gestión consiguen que su adaptación sea la mejor posible.

Todo está estudiado y previsto y transcurre con normalidad: la distribución de tareas, de los parques y de los espacios, de los perros, de los tiempos… Sabemos que los novatos necesitan que les acompañemos con la correa durante sus primeros paseos; También están los que necesitan su espacio para campar a sus anchas y no ser molestados; Conocemos quiénes pueden salir junto a muchos otros compañeros a  hacer “perrerías”. Hay muchos asiduos que cuando nos ven se olvidan de sus dueños y se abalanzan sobre nosotros la mar de contentos… Esta imagen es la que certifica que ellos están encantados de disfrutar con nosotros y nos enorgullecemos de ello.

Los perros siempre están bajo nuestra supervisión, tanto Antonio como Gonzalo, los adiestradores de la escuela, comparten su tiempo en los parques con los perros. Una vez el paseo ha terminado, se les recoge y va cada uno a su caseta, donde por la mañana y por la noche encontrarán su comida lista, aparte del agua limpia durante todo el día.

residencia canina

Aprenden fácilmente los horarios y están tranquilos porque saben qué toca en cada momento: Por la noche duermen, por la mañana cuando nos oyen bajar se impacientan, durante el paseo aprovechan para hacer sus necesidades, jugar, olisquear, correr… y saben que en el momento de ir de nuevo a sus casetas, les espera la comida. Luego vendrá el paseo del medio día y el de la noche con la cena. Sabemos quién necesita medicación, comida especial, un cepillado o un achuchón extra… ¡todo está previsto y supervisado! Nuestra labor es la de procurar que todo siga una normalidad, consiguiendo con aparente facilidad que su estancia sea agradable, sin estrés y que todas sus necesidades se vean bien cubiertas y atendidas sin que les falte nada.

Si bien es un trabajo bonito y relajante muchas veces, es cierto que hay que estar siempre atento; son muchos perros juntos y eso no está exento de riesgos. Nosotros hemos de ser quienes les impongamos las normas del juego. El líder de la manada, es quién está vigilando para que todos sigan sus instrucciones, y el conjunto se beneficie de la armonía.

Residencia Canina

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar